Correo Inicio Imprimir Volver Atrás Tour interactivo English version

MANUEL WSSEL DE GUIMBARDA

(26.11.1833-9.5.1907)

 

Wssel de Guimbarda (La Habana, 26.11.1833-Cartagena 9.5.1907) es un pintor de y para la oligarquía local española de la Restauración. Tanto en su etapa sevillana como, ya al final de su vida, en Cartagena, Wssel se presenta como un pintor todoterreno, con una amplísima obra que abarca todos los géneros, influido por la estética de la época y enfocado a complacer al grupo dirigente de ambas localidades. Incrustado entre la elite dirigente local de Cartagena, su trayectoria vital, desde su regreso a la Península hasta su muerte en 1907 viene marcada por la pertenencia a tal grupo social. Es más, si analizáramos, a un nivel más general, la evolución familiar de los Ussel de Guimbarda, observaríamos como, por el peculiar camino del arte, Wssel de Guimbarda consigue transformar la tradición militar de su familia encaminándola hacia la oligarquía municipal cartagenera convirtiéndola en una más entre la elite dirigente de esta localidad murciana.


Dama con mantón

Hijo y nieto de militares cartegeneros, Manuel Ussel de Guimbarda y Malibrán (que a partir de su estancia sevillana firmará sus obras como Wssel de Guimbarda) nació en La Habana donde estaba destinado su padre como Comandante del Regimiento de Caballería de Lanceros del Rey. Tras quedarse huérfano de madre, en 1841, padre e hijo regresan a España para instalarse en San Fernando (Cádiz). De allí se trasladan en 1843 a Madrid en donde, probablemente, Wssel de Guimbarda cursará estudios en la Academia de Bellas Artes durante los cursos de 1843-44 y 1844-45. Ese año, volviendo a su lugar de origen, padre e hijo regresan a Cartagena en donde el padre, iniciando la transformación social que concluirá Manuel Wssel, invertirá en las muy lucrativas minas de La Unión, germen de la burguesía decimonónica de la región de Murcia.

Durante su estancia en Cartagena, Wssel iniciará su carrera artística a la par que continúa la trayectoria militar de su familia en el campo de la Armada. Como no podía ser de otra manera, Manuel Wssel de Guimbarda se introduce en los ambientes intelectuales de dicha ciudad entablando relaciones de amistad con los personajes más inquietos. Así, el 17 de junio de 1864 entrará como socio en la Sociedad Económica de Amigos del País de Cartagena. Será también en este momento cuando casará con Adelaida Angosto Lapizburu, hija de uno de los oligarcas más ricos de Cartagena.

Paisaje, 1897


Tras la muerte de su padre y la devaluación de las acciones mineras, el matrimonio decidirá trasladarse en Sevilla en 1867, localidad en la que permanecerán hasta 1886. Y será aquí donde el arte de Wssel se consolidará definitivamente. A través de su inmensa producción pictórica, que abarcarán todo tipo de géneros (pintura histórica, religiosa, retratos y copias de grandes obras) y que estará muy influida por el legado de Murillo, se introducirá entre la elite dirigente llegando a ocupar el cargo de regidor del Ayuntamiento de Sevilla el 11 de junio de 1874 y en la Diputación Foral.

Partiendo de sus contactos personales, constituirá una clientela entre la buena sociedad sevillana a la que proporcionará lo que demandaba: retratos, pintura de género y copias de las grandes obras. Su producción anual, que supera ampliamente el centenar de obras, se vendía sin grandes dificultades en el mercado andaluz e inundaba las colecciones extranjeras. Esta vertiente comercial se completaba, sin contradecirse, con la necesidad de respaldo oficial, que le permitiría aumentar su clientela. Este respaldo oficial venía dado a través de la Exposiciones Nacionales o Regionales. Wssel de Guimbarda se presentará a la Exposcion Nacional de 1866 con el lienzo Murillo, en Capuchinos, pintando la Virgen conocida con el nombra de la Servilleta, a la Provincial de Sevilla de 1867 con "un estudio de cabeza" y "tres estudios pequeños" y a la Provincial de Cádiz de 1868 con tres retratos, "tres estudios del natural", un "San Bartolomé" (copia de Ribera) y un boceto titulado La Abundancia coronando el Genio de España. Si a estos ejemplos añadimos los numerosos retratos, entre ellos los de Alfonso XII y la reina María Mercedes, y los encargos oficiales, como los retratos de ilustres doctores para la Universidad de Sevilla, tendremos una buena panorámica de su producción pictórica.

Otra forma de respaldo oficial fueron sus clases en los Estudios Superiores de la Escuela de Bellas Artes de Cádiz que mantendría hasta su nombramiento como profesor en la Academia de Bellas Artes de Sevilla el 2 de noviembre de 1879 tras ser elegido miembro de la misma el 2 de marzo de 1877.

Por último, su consolidación social en Sevilla vendría dada por una catarata de premios y condecoraciones que se inicia con el nombramiento, el 29 de marzo de 1877, como Comendador de la Orden de Isabel la Católica, de la que llegó a ser Comendador de Número por nombramiento de 23 de julio de 1878, la designación como Caballero de la Orden de Carlos III el 1 de octubre de 1877 o el diploma del Consejo Supremo de los Hospitalarios con fecha de 2 de marzo de 1877). Condecoraciones viejas para un nuevo rico.

Sin embargo, sin que sepamos muy bien los motivos, Wssel de Guimbarda se trasladará en 1886 de Sevilla a Cartagena. Los biógrafos de Wssel de Guimbarda no se han parado a analizar los motivos de esta marcha que, a simple vista, parecen bastante difíciles de determinar. La asentada posición de sus suegros, la buena marcha de la explotación minera de La Unión y el deseo de regresar a la "patria chica" pueden ser las motivaciones últimas de este traslado que, sin embargo, no provocó un cambio significativo en la pintura de Wssel.

Establecido en una de las mejores zonas de Cartagena, Guimbarda ejerció hasta su muerte en 1907 una auténtica "dictadura" pictórica en la ciudad. Suyas son las decoraciones públicas más importantes (como la decoración del Ateneo, la de la sede de la Compañía de Electricidad Anhemeyer, la del Teatro Principal de Cartagena, varios retratos de personajes ilustres para el Ayuntamiento, la decoración del café Imperial...) sin olvidar su labor para las iglesias de Santa María de Gracia y de la Caridad en Cartagena, la Iglesia parroquial de Totana o la Colegiata de San Patricio en Lorca. Además, su labor pedagógica le proporcionó numerosos discípulos que continuaron su obra y conservaron su memoria más allá del día de su muerte, el 9 de mayo de 1907.

Nos encontramos así, en el caso de Wssel Guimbarda, un ejemplo de cómo, a través de un camino singular como la pintura, un hombre decidido puede entrelazarse con la elite social burguesa, todavía incipiente, siendo aceptado en el grupo como uno de sus representantes más reconocidos.

 

Claudio Coello 6 28001 Madrid tel. (34) 91 435 0174 galeria@josedelamano.com